Qué hacer en caso de fracturas.

El cuerpo humano esta compuesto por alrededor de 200 huesos que conforman el sistema óseo; el cual, da la estructura y movimiento.

Y aunque algunas fuentes hablan de que cada persona experimenta un promedio de dos fracturas, durante su vida, cuidar la recuperación de un hueso lleva su tiempo.

El termino fractura es el vocablo adecuado para referirnos, incluso a las fisuras; que son las que corresponden a una grieta o una fractura incompleta como resultado de una lesión menor. Es decir, es la ruptura total o parcial de un hueso debido a causas diversas. Entre las que se encuentran los accidentes, las caídas, golpes o torceduras.

Las fracturas pueden ocasionar uno o más de los siguientes síntomas:

Dolor muy intenso que empeora con el movimiento. 

Hinchazón en el área afectada e incluso, moretones.

Protuberancia o deformidad en el area afectada.

El tratamiento a una fractura, depende de la gravedad de la lesión, que puede llegar hasta la cirugía.

O bien, la utilización de casquete, férula, o soporte ortopédico; seguido muchas veces por terapia física.

Y aunque a pesar de la fractura, el cuerpo humano producirá nuevas células para ayudar a sanar el área afectada es importante evitar introducir, sobre todo en niños, objetos entre el soporte ortopédico y la parte del cuerpo que ha sido afectada. Es necesario mantener la zona limpia y libre de organismos que pudieran causar alguna infección en caso de haber herida. Incluso, de acuerdo a la sudoración natural del cuerpo.

 

Además de seguir las instrucciones del médico en cuanto a visitas y tiempo de recuperación; siempre es importante acudir a verle en caso de experimentar cualquiera de los siguientes síntomas:

Cambio en el tono de la pie que pudiera ser el resultado de una inadecuada circulación.

Si algún extremo del soporte ortopédico, corta, lastima o lesiona.

Si hay algún olor o sensación que indique un riesgo de infección.

Si la férula se ha roto, se ha ceñido mucho. O si está demasiado floja.

Pero sobre todo: “Si el daño ya está hecho, más importante es saber lo que no sabes. Por eso es de vital importancia, hablar al 9-1-1. Si la persona se puede mover, auxiliarla en que no mueva la parte afectada. Es decir si el brazo esta dañado. No mover el brazo. Pero si el cuello es el afectado, no mover a la persona.” nos dijo Andrea Pavía PA-S en Dallas Texas.

También durante el entrenamiento de primeros auxilios que imparte el departamento de Bomberos de Austin, Texas, Mike Abernethy, instructor, insiste categóricamente: “Llamar al 9-1-1 es de vital importancia. Por cada minuto que te tardes en llamar al 9-1-1, incrementas el riesgo en la vida de la persona.”

Por ello y si no sabemos qué hacer ante una emergencia, primero llamar al 9-1-1 y segundo mantener la calma, ya sea por la lesión de alguien más o la de uno mismo y una vez que hemos acudido al médico, seguir de la manera mas cuidadosa y por nuestro propio beneficio, las instrucciones de los especialistas. 

Alejandra Frias.

 

También te podrían interesar ...

0

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

1